Las Constelaciones Familiares en su origen significan “posicionamiento familiar”. Este nuevo posicionamiento o cambio del punto de vista, te ayuda a enfrentar el día a día de forma más equilibrada.
Quiero compartir contigo el testimonio de Sylvia, dónde nos cuenta su experiencia y cómo esto le ayudó en sus relaciones personales: con sus hijos, su pareja y su padre. Creo que te puede ayudar a ver cómo otras personas están pasando por lo mismo que tú y pueden superarlo, mejorar y tener una vida feliz!

“Hola, me llamo Sylvia, tengo 57 años y soy de origen Suiza.
Hace unos seis años que me he encontrado con las Constelaciones Familiares dentro del
camino terapéutico para sanar a unos procesos de enfermedad (entre ellos un cáncer) que se habían manifestado en mi cuerpo.
Ya desde el principio he quedado prendada por la magia de las Constelaciones Familiares y he participado con regularidad en los talleres de Ángela Suarez.
Me es imposible expresar con palabras lo que son las Constelaciones Familiares, hace falta experimentarlas. Sólo puedo intentar compartir alguna de mis experiencias y los cambios que se han producido en mi persona y en mi vida.
Hace seis años, ya llevaba varios años con terapias “alternativas” y un currículum rico en experiencias dolorosas en lo que respecta relaciones con hombres, empezando por mi padre….
Estaba decidida a sanarme y sanar la relación con la masculinidad, incluida la mía propia…ya que todas mis dolencias se manifestaron en el lado derecho de mi cuerpo, o sea que correspondían al hemisferio izquierdo, al masculino. Había comprendido que guardaba mucha rabia, rencor, dolor, resentimiento y odio hacia una masculinidad que creía culpable de
tantísimo sufrimiento creado por guerras y otro tipo de violencia.

A lo largo de las muchas Constelaciones que viví, no sólo pude reconciliarme con mi padre y mi expareja, sino también tuve la oportunidad de experimentar la masculinidad como representante de hombres en muchas formas diferentes: hombres y padres engañados y abandonados por su pareja, padres maltratadores, hombres con el corazón cerrado, hijos
carentes de amor paternal….Y en cada una de estas experiencias aprendí a comprender, aceptar y amar más y más esta masculinidad que tanto había rechazado.
Estoy sumamente agradecida a cada una de estas experiencias y siento que me permitieron hacer de mí una persona más completa y equilibrada.
Actualmente vivo feliz con mi pareja, tengo una relación cariñosa con mi padre y me llevo bien con mi expareja que es el padre de mis 4 hijos (todos varones…). Físicamente estoy en proceso de sanación y me encuentro mucho mejor.
Quiero dar las gracias infinitas a esta gran herramienta que son las Constelaciones Familiares, a su potente magia de transformación y sanación, a la energía de amor, perdón, paz y liberación que se experimenta ahí, y a todos los seres que apoyan ese proceso.
Gracias Ángela por tu enorme generosidad, tu maestría en guiar las constelaciones dejando la libertad de expresión, mostrando tu respeto en cada momento a cada manifestación que se hace notar, sin juzgar, siempre buscando la comprensión…”

Tú también, puedes mejorar tus relaciones personales, familiares o de trabajo, dando un primer paso y reposicionando tu vida, experimentando las Constelaciones familiares.
Este es el momento. Confía en ti.

Angela Suárez

Abrir chat
Escríbeme un Whatsapp :-)
¿En qué puedo ayudarte?