¿Y Qué es el estrés?

El estrés es un concepto que es utilizado corrientemente en la sociedad actual. La palabra estrés viene del inglés y significa a la vez agresión y defensa del organismo. El estrés es vivido a menudo como algo destructor y negativo y el nivel óptimo de estrés es la dosis biológicamente necesaria a cada individuo para funcionar de forma armoniosa con su personalidad y sus posibilidades de adaptación.

El estrés es un factor importante para el individuo en caso de peligro, está ligado con la supervivencia, el poder prever el futuro, hace que pueda sobrevivir a acontecimientos inesperados (por ejemplo una inundación o un huracán)


Sigamos con el ejemplo del huracán, el anuncio de que viene un huracán,(en el futuro) hace que yo pueda preparar mi casa, cubriendo las ventanas, etc. Toda mi energía, tiempo y ocupación lo dedico a protegerme. El día que pasa el huracán estaré en condiciones de que los daños sean los mínimos. Después todo vuelve a la normalidad.
¿Qué pasa si te anuncian huracán que va a venir y no viene al final, toda esa energía y tiempo ¿En qué se convierte? Y si esto pasa más de una vez, al final estas invirtiendo tu energía, tiempo y ocupación sin resultado.


Comparemos esto con el estrés, el miedo es lo que nos avisa de que en el futuro puede pasar algo, (por ejemplo que no me acepten en un nuevo trabajo), mis emociones estarán pendientes de cómo ayudarme para que ese día pueda proporcionar la mejor impresión posible…Después al pasar de los días me daré cuenta que estoy a gusto, (prueba superada, el miedo
desaparece) .

Pero ¿Qué pasa si sigues con el miedo de que no te acepten, sigues yendo todos los días pensando que no eres querido en tu trabajo?…. Ese miedo sigue ahí, es un miedo al futuro, a lo que va a pasar, a que hagas lo que hagas no conseguirás adaptarte. Ese miedo se convierte en estrés. Una emoción que vivida en el presente, nos ayuda a vivir, se convierte en miedo cuando está en un futuro-presente. Es una energía que está para permitir sobrevivir y que al final nos hace daño, se acumula en el estomago, y notamos que no nos sentimos bien.

El estrés no puede ni debe ser evitado. La mayor parte de la reacciones al estrés son normales y apropiadas. Desde el momento que la respuesta ha sido bien dada, la persona recobra rápidamente su nivel normal de actividad. El estrés se vuelve patológico cuando la persona sigue reaccionando como si fuera amenazada mucho tiempo después de la desaparición de la amenaza real.
La Este concepto, que ha sido descrito y explicado por el profesor Hans Selye en 1936, después de un proceso de investigación científica, no es ni nuevo, ni propio del hombre. El estrés existe igualmente en los animales y, las experiencias en curso demuestran, que las plantas sufren ese mismo proceso.
Por suerte, la relación entre las emociones y la salud no sólo se restringe a un efecto nocivo de las emociones negativas sobre el sistema inmunitario, ya que es posible que las emociones positivas como la Confianza, tengan un efecto beneficioso, como se está evidenciando, en el caso de la producción de endorfinas, ante emociones placenteras.
Este aspecto positivo de la relación es mucho menos conocido, en parte porque ha estado menos estudiado y en parte porque parece más complejo.
En resumen, todos tenemos la idea que las emociones afectan nuestra salud. El trabajo científico está aportando no sólo pruebas inequívocas sobre ello, sinó que, además está descubriendo los mecanismos fisiológicos subyacentes.

Descubre que emociones están detrás de tu estrés, para poder vivir en la confianza.
Las sesiones individuales y el grupo de Conciencia Vivencial Emocional te ayudarán a recuperar la confianza en ti mismo. Pide tu cita gratuita y te lo contamos.

Abrir chat
Escríbeme un Whatsapp :-)
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by